ES NAVIDAD

 NAVIDAD, DIOS NOS DICE: JESÚS

por Pastora Mariel Pons

Mariel Pons

Mariel Pons

Existen al menos dos formas de expresarnos: a través de la palabra o a través de los gestos.

En Dios existen las dos mismas formas para “comunicarse” con nuestras vidas: a través de su PALABRA que encontramos en la BIBLIA y también en sus gestos hacia nosotros que encontramos en la VIDA

Como no comprender el sol brillante, aún en los días de oscuridad … como no respirar el aire fresco, aún en los días en que no tenemos fuerza, como no percibir los sonidos de la creación, aún en los días en que nos cubre el dolor … como no detenernos un tiempo, aún cuando sentimos que el reloj y el calendario van demasiado rápido … como no reconocer que cuando Dios nos quiso explicar con un gesto todo su amor hacia la humanidad … lo hizo a través de un nombre … JESÚS

Y entonces, cuando se acabaron las “palabras” y el llanto de un pequeño niño cruzó la noche, la historia fue un antes y un después.

Pero no cualquier historia; tu historia, mi historia, la historia de ella… la historia de él … porque lo que cambia con el GESTO de DIOS en NAVIDAD es nuestra propia historia, la de mi propia existencia… y cambia porque al recibir al EMMANUEL de DIOS nuestras palabras y gestos también cambian. Donde había soberbia aparece la humildad, donde había dudas, aparecen esperanzas, donde había miedo, aparecen razones para confiar, donde había dolor, comienza la curación.

Nadie mejor que María, para expresar en palabras el gesto del AMOR.

Magnificat”  – (Lucas 1:46-55)

Alegría del Alma en el Señor

46 Proclama mi alma la grandeza del Señor,
47 se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador;
48 porque ha mirado la humillación de su esclava;
desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
49 porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí;
su nombre es santo,
50  y su misericordia llega s sus fieles
de generación en generación.
51 EL hace proezas con su brazo;
dispersa a los soberbios de corazón,
52derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
53  a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
54  Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
55 (como lo había prometido a nuestros padres)
en favor de Abraham y su descendencia por siempre.
Que sean los gestos de ALEGRÍA, PAZ, MISERICORDIA, COMPRENSIÓN, los que abunden en este tiempo, nuestro tiempo de NAVIDAD …

¡¡¡ FELICES FIESTAS …!!!

FIN DE AÑO EN LA VIDA DE LA IGLESIA

VIDA Y MISIÓN DE LA IGLESIA

iglesialogo1

ESCUELA
WILLIAM MORRIS

escudo wm

ESCUELA JUANA MANSO

escumorris

MENSAJE EPISCOPAL DE ADVIENTO PARA LAS CONGREGACIONES

obispo2Buenos Aires, 28 de noviembre de 2013

A las Congregaciones Metodistas y Unidas

“El juzgará entre las naciones y será árbitro de muchos pueblos. Convertirán sus espadas en arados y sus lanzas en hoces. No levantará espada nación contra nación, y nunca más se adiestrarán para la guerra.” (Isaías 2: 4)

El tiempo de adviento que se inicia este domingo nos convoca a renovarnos y recordar las promesas de salvación para toda la humanidad.

Hemos transitado un año donde violencia y amenazas de guerra en nuestro mundo siguen vigentes.

Nuestros templos como los de otras iglesias han sufrido violencia que muestra signos de intolerancia. Seguramente podríamos sumar otros hechos que ocurren en nuestros barrios y ciudades.

El profeta Isaías nos trae a la memoria el anuncio de la paz, cuando cesará el poder de las armas y estas se convertirán en herramientas para labrar la tierra.

Este tiempo de adviento nos desafía para que, frente al odio y la venganza, busquemos respuestas transformadoras desde el amor con verdad construyendo otro mundo.

Por eso, deseamos que cada celebración durante este tiempo de adviento sea:

  1. Una ocasión para renovar nuestra esperanza para cambiar y transformar lo que nos destruye como personas.
  2. Una oportunidad para compartir las buenas nuevas del Evangelio con nuestros vecinos, amigos y familiares, abriéndonos a la gran parroquia para dar testimonio de nuestra fe en Jesucristo.
  3. Un momento especial para pensar en aquellos a quienes podríamos invitar para unirse al gozo de la salvación.

 Fraternalmente en Cristo,

Esta entrada fue publicada en Año litúrgico. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s